Sin categoría

Emprendimiento: ¿Por dónde empezar?

adult-1807529_960_720icon-01

Puede que te encuentres en el punto en que ya sabes a qué quieres dedicarte, has encontrado la motivación, has logrado conectar tu misión con tus talentos y tienes claro que quieres ponerlos al servicio de los demás y vivir bien de ello. Pero… ¿Por dónde empezar?

Es en este punto en donde muchos emprendedores nos estancamos, porque no sabemos responder a las preguntas ¿y ahora qué hago? ¿cómo puedo entrar en acción? ¿cuáles son los pasos para hacer realidad mis sueños?.

En la entrada de hoy compartiremos 3 sencillos pasos que pueden ayudarte a empezar tu proyecto emprendedor lo antes posible.

Mercedes Cecilia (2)

Ningún mapa es favorable para quien no sabe a dónde va, así que lo primero que debemos hacer es poner claramente y por escrito nuestros objetivos.  Los objetivos son como puntos de referencia que nos marcan el camino, por eso nuestra recomendación desde WhatsApp Image 2017-03-12 at 15.51.08 es que nos tracemos primero pequeños objetivos, en lugar de ir por los grandes desde el principio. Esto nos servirá para ir paso a paso consiguiendo pequeñas metas que nos impulsen a ir por más.

Para redactar tus objetivos puedes seguir la metodología SMART, es decir que tus objetivos sean:

S) eSpecíficos: Ponernos objetivos muy generales nos mantiene en la ambigüedad y la abstracción, por eso nuestros objetivos en cada  paso del camino deben ser lo más específicos posibles.
M) Medibles: Tu objetivo debe tener una unidad de medida, en tiempo o en cantidad que te permita comparar lo hacías antes con lo que hacer ahora y evaluar su evolución.
A) Alcanzables: Cada objetivo tiene un grado de dificultad, pero redactar objetivos inalcanzables te servirá de excusa para no hacer nada porque “eso es muy difícil”. Si te planteas objetivos que puedes alcanzar te sentirás más motivado a hacer lo que tienes que hacer para lograrlo
R) Realistas: plantéate objetivos que estén a tu alcance de acuerdo con el conocimiento, tiempo y recursos de los que dispones ahora, tus objetivos deben encajar con tu realidad actual y poco a poco ir creciendo para que no acabes frustrándote desde el primer día.
T) acotados en el Tiempo: si no les pones fecha a tus objetivos puede que nunca empieces, porque siempre estarás tentado a pensar “mañana lo haré”. Piensa y define un periodo de tiempo prudente en el que puedas conseguir tu objetivos. Es importante que te cumplas a ti mismo, el cumplirse las propias promesas ayuda a que la confianza en ti mismo crezca, porque así sabrás que no estás dispuesto a defraudarte y cuando lo consigas sentirás una satisfacción que te inspirará a ir por más  

Mercedes Cecilia (1)

Una vez has definido tus objetivos, que pueden ser dos o tres en principio, debes definir las pequeñas acciones que te llevarán a conseguirlo. Las llamadas que tienes que hacer, los documentos que debes redactar, los correos que debes enviar, las visitas que hacer,  los presupuestos que quieres solicitar, personas con las que debes contactar, lecturas que debes hacer, los artículos que debes escribir, las investigaciones que tienes que hacer, el diseño de la página web, hacer las fotos, en fin  todas aquellas actividades que te llevarán inevitablemente a conseguir tu objetivos.

Cuando “troceas” una actividad grande en pequeñas acciones diarias sentirás menos resistencia a empezar y te dará una grans satisfacción recorrer todos los pasos del camino, sin saltarte ninguno. Ten en cuenta que estas acciones pueden ser exitosas o fallidas, no porque llames a un posible patrocinador está garantizado que te dirá que sí, pero que sí está garantizado que hay algo que aprenderás y aplicarás en tu siguiente paso.

Para trocear las acciones pueden serte muy útiles las listas de chequeo, después de cada objetivo haces una lista de actividades que vas a ir chequeando una vez que las consigas. Claro que habrá algunas actividades que no dependen solo de ti o cuya conclusión deba esperar algunas respuesta o acción de un tercero, en este caso no des una actividad como concluida hasta que no tengas una respuesta (afirmativa o negativa) para que no se te pierda en el tiempo

Mercedes Cecilia

Ser emprendedor implica que eres libre, que no tienes un jefe que te diga cuándo tienes que tener terminado tu trabajo, y como todo gran triunfo trae consigo una gran responsabilidad. Significa que serás tú mismo quien tiene que adquirir el hábito de la constancia (entre muchos otros). Te sentirás cansado, las cosas a veces no irán como esperas y te sentirás muy tentado a tirar la toalla. A pesar de ello debes seguir adelante y persistir “Roma no se construyó en un día”.

Para ser constante nuestra recomendación es proteger tu T.E.A. – TIEMPO, ENERGÍA Y ATENCIÓN al menos dos horas cada día para dedicarlos a tu proyecto. Levantarte un poco más temprano, irte a la cama un poco después, quitarle tiempo a la sagrada revisión de las redes sociales, a la televisión, al tiempo después del almuerzo (que a menudo dedicamos a quejarnos, criticar y juzgar), o cualquier espacio de tiempo que estés desperdiciando, protégelo para dedicarlo a tu llevar tu vida al lugar que quieres y que con seguridad mereces.

INSTITUTO DE DERECHOS HUMANOS IXVOS 

logo camiseta

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s